Ufología

Una erupción solar 40 veces mayor que la Tierra golpea a Mercurio

La Tierra no es el único planeta expuesto a la actividad del Sol y sus efectos. A principios de mes, nuestra estrella lanzó una explosión 40 veces mayor que nuestro mundo, enviando una gran nube de plasma al espacio. Es posible que el fenómeno haya provocado auroras de rayos X en Mercurio, directamente afectado por el fenómeno.

Parece que la erupción fue provocada por una explosión que se produjo el día 9, según datos del Observatorio de Dinámica Solar (SDO) de la NASA. Ese día, SDO detectó un gran filamento de plasma oscurecido que explotó en la cara oculta del Sol.

La cantidad de plasma liberado sugiere que la explosión se extendió por aproximadamente 500.000 km. El SDO también reveló que el fenómeno abrió una especie de “cañón de fuego” en la superficie solar, y también liberó una eyección de masa coronal (CME) que alcanzó Mercurio al día siguiente.

Las eyecciones de masa coronal son nubes de plasma magnetizado y radiación que viajan rápidamente por el espacio. Así, este y otros eventos pueden indicar que nuestra estrella ya ha alcanzado el máximo solar, nombre que recibe el pico de actividad en su ciclo de 11 años.

Mercurio y el Sol

Esta no fue la primera vez que Mercurio fue golpeado por partículas del Sol, y tampoco será la última. El planeta está situado a una distancia media de 58 millones de kilómetros del Sol, lo que equivale a 0,4 unidades astronómicas; cada unidad representa la distancia entre el Sol y la Tierra.

El bombardeo de partículas procedentes del Sol ha provocado que Mercurio prácticamente no tenga magnetosfera protectora, lo que lo convierte en un mundo muy expuesto a estos fenómenos. Un estudio publicado en 2023 demostró que cuando los electrones de las CME alcanzan la superficie de Mercurio, se desaceleran y liberan energía en rayos X.

Estas emisiones son similares a las auroras boreales y australes, que también son causadas por interacciones entre las partículas solares y el campo magnético de la Tierra. En el caso de Mercurio, las emisiones del reciente fenómeno no serían visibles a nuestros ojos, si hubieran ocurrido. Por otro lado, pueden detectarse desde la Tierra.

Fuente: Clima espacial

Facebook Comments Box

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba