MisteriosUfología

Los Nazis y el prototipo de ovni que lograron hacer volar

Los Nazis y los ovnis siempre fueron de la mano. Existen incontables hipótesis sobre sus conexiones, y la más fuerte, tal vez, sea esta.


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Nikola Tesla y Maria Orsitsch eran de procedencia yugoslava, amantes de los animales, vegetarianos sin estudios universitarios terminados, solteros y sin hijos. No tenían ninguna religión, estaban en contra de la guerra, eran pobres y casi indigentes.
Ambos, fueron estrechamente vigilados por las agencias militares y la inteligencia. Nikola Tesla por el FBI, OSS y la CIA, mientras que María Orsitsch por la Gestapo y las SS. Nikola Tesla migró a Nueva York y María a Berlín.
Si los descubrimientos e inventos en el campo electromagnético de Nikola Tesla eran uno de los mayores secretos custodiados por las agencias militares, aún fue superior el grado en materia de seguridad de la numerosa correspondencia que éste mantuvo con María Orsitsch.
María y Nikola Tesla estaban relacionados en la construcción de una máquina voladora antigravitatoria y por contactos con extraterrestres
Nikola Tesla era un científico, un genio del electromagnetismo, mientras que María era una chica a la que le gustaba llevar el pelo largo por debajo de la cintura, casi por las rodillas, y que gustaba enseñar ballet a principiantes e impartía clases de idiomas, pero que un día, cayó en trance y comenzó a tener continuas experiencias mediumnicas en las que recibió toda clase de datos técnicos y planos para la construcción de una nave voladora antigravitatoria.
Ambos mantuvieron una numerosa correspondencia de la que nada se sabe y siempre constituyó un expediente clasificado de máxima seguridad. Entre los papeles de Tesla se encontraron detalles elaborados, dibujos y planos de una máquina voladora de antigravedad, en la línea de los ovnis campana alemanes
En la Alemania Nazi hubo dos líneas diferenciadas en la construcción de ovnis o Vril alemanes del Tercer Reich: científicos alemanes y austriacos trabajando en sistemas de propulsión basados en datos científicos ya fueran tradicionales o de vanguardia, que pronto pasaron al control de las SS, y el proyecto de María Orsitsch y el Dr. Otto Schumann basado en datos técnicos ofrecidos por extraterrestres.
María recibía datos técnicos en lengua sumeria de unos seres que decían ser mensajeros del planeta Ashtari/ Aldebaran y el Dr. Otto Schumann, ya desde el principio, quedó impresionado al comprobar que los proyectos de aeronaves de vanguardia de Viktor Schauberger y Karl Haushofer no estaban tan avanzados.
Nikola Tesla tenía información sobre extraterrestres que anotaba en sánscrito en su libro de notas, y decía que dos razas alienígenas estaban en guerra, estaba preocupado por la humanidad, y por esa razón inventó el “Rayo de la muerte” que podría destruir naves alienígenas.
El 20 de Julio de 1931, Nikola Tesla hizo la siguiente declaración a la revista “Time Magazine“: “Yo he concebido un modo que hará posible que los humanos transmitan energía en grandes cantidades, miles de caballos de potencia, de un planeta a otro, sin consideración de la distancia”.
Nikola Tesla murió el 7 de enero de 1943 en su habitación de dos piezas en el New Yorker Hotel e inmediatamente todo su trabajo y posesiones fueron confiscadas por el gobierno de los Estados Unidos. María desapareció en marzo de 1945 en Berlín y nunca se ha sabido más de ella.
El 10 de febrero de 1917, María cayó en trance, una especie de coma durante varias horas, donde dijo haber visto a seres altos, luminosos. Al día siguiente volvió a suceder, pero en este caso, los seres le dijeron que pronto recibiría mensajes de ellos y que no le dijera nada de esto a nadie, excepto a Traute, Sigrun, Gudrun y Heike.
8 días más tarde, María volvió a tener comunicación con estos seres luminosos, donde le comunicaron que eran mensajeros de Aldebaran, Alphacentauro. Las revelaciones eran de dos naturalezas: enseñanzas metafísicas sobre el universo, el origen de la raza humana, Atlantis, Lemuria y otros mundos, y datos técnicos detallados del modo de construir una máquina voladora
Todo esto fue enviado en un lenguaje desconocido para María, quién dibujó decenas de papeles con planos, ilustraciones, esbozos y formulas que ella no entendía. Los padres de María no entendían que le pasaba a su hija y contactaron con el físico Dr. Otto Schumann, quién quedó fascinado y pidió ocuparse del asunto exigiendo que no se mencionase a los extraterrestres

Los primeros prototipos Nazis


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Con los fondos obtenidos de ricos alemanes en marzo de 1922 se finalizó el primer prototipo de Jenseitsflugmaschine o «máquina volante en forma de platillo«. Pero la primera prueba de vuelo fue un fracaso total, ya que una parte de la nave se desintegró y la otra explotó en múltiples fragmentos.
El Dr. Otto Schumann quedó desolado, pero al cabo de tres días, María volvió con nueva información transmitida por sus mensajeros que entregó al bastante desanimado Schumann. Después de 2 horas de examinar los nuevos documentos, este dijo «se puede hacer». La nave, al parecer debía ser pilotada desde tierra mentalmente mediante una cinta magnética pegada en la frente de la cara de María. Curiosamente una cinta como esta se encontró en el accidente de Roswell de 1947.
Algunos de los mayores inversionistas se habían retirado pero aún así, el 17 de diciembre de 1923 un nuevo modelo de Jenseitsflugmaschine estuvo terminado. El vuelo fue un éxito. La nave voló 55 minutos y alcanzó los 300 mil kilómetros por hora, pero a la vuelta, hubo una sorpresa que aterrorizó a todos los ingenieros; la nave había envejecido como 100 años. 
María explicó que cuando un objeto entra a una dimensión diferente sus propiedades son instantáneamente modificadas y el Dr. Otto Schumann comenzó a comprender. María y el grupo de mediums formaron parte de la Fundación Vril y sus miembros mujeres fueron conocidas como «las damas de Vril«.
El prototipo se usó para otros proyectos que no usaban la cinta de pilotaje mental como el Vril 7 jeins. El interés de usarlo como arma de guerra despertó en 1944 y María se negó. Temiendo que las SS y Hitler se apoderaran de la nave, se dijo que necesitaba mejoras y fue enviada a un hangar de Munich y los vuelos cesaron.
Dos pequeños modelos de 8 metros de diámetro se comenzaron a construir por si la aeronave era robada. El Doctor Schumann reclutó a 4 ingenieros para desarrollar y construir los pequeños platillos de María. Según datos de la OSS, la CIA y de militares ingenieros, estos dos modelos fueron finalmente construidos. 
En marzo de 1945 María recibió comunicación de sus mensajeros prediciendo la derrota Nazi antes del fin de 1945. Avisó de esto a varios amigos, algunos de ellos salieron de Alemania y escaparon a Argentina. El jueves 15 de marzo de 1945, María se reunió con Schumann por última vez y este le entregó un paquete con toda la documentación y planos de los ovnis alemanes y se despidieron.
El sábado 17 de marzo de 1945, María y su grupo Vril fueron a los hangares de Auschburg para tomar posición del platillo, y al otro día partieron de Munich con destino desconocido. 


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Facebook Comments

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Desactiva el bloqueador de anuncios por favor, gracias.