Ciencia

La teoría de la evolución de Charles Darwin ha sido malinterpretada durante 200 años

La teoría de la evolución de CHARLES DARWIN ha sido absolutamente malinterpretada, según dos científicos, que afirman que la interpretación moderna «no es en absoluto lo que él quería decir».

La teoría de la evolución de CHARLES DARWIN ¿Mal interpretada?

El darwinismo es la hipótesis de la evolución biológica desarrollada por el naturalista inglés en el siglo XIX. Afirma que todas las especies de organismos surgen y se desarrollan mediante la selección natural de pequeñas variaciones heredadas que aumentan la capacidad del individuo para competir, sobrevivir y reproducirse.

Pero su teoría pronto pasó a representar toda una serie de filosofías evolutivas, una de las cuales fue la frase de 1864 «la supervivencia del más apto» de Herbert Spencer.

Y eso es lo que cuestionan los doctores Brian Hare y Vanessa Woods, dos investigadores del Centro de Neurociencia Cognitiva de la Universidad de Duke.

En declaraciones a BBC Reel, la doctora Woods dijo: «En lo que respecta a Darwin, hemos malinterpretado absolutamente la ‘supervivencia del más apto’. La aptitud es sólo la capacidad de reproducirse.

Esta idea de que hay que ser el más grande, el más fuerte y el más malo para tener éxito no es en absoluto lo que Darwin quería decir».

La Dra. Woods, coautora de «Survival of the Friendliest» con el Dr. Hare, afirma que la teoría se ha arraigado en la sociedad.

Y añade: «Lo vemos en la eugenesia, lo vemos ahora en la forma de afrontar la pandemia: la idea de que ‘sólo afecta a los ancianos’, así que tal vez sea la ley natural.

La forma en que se interpreta es que ser el macho alfa te convertirá en el más exitoso, pero en realidad no es así.

No es así en la naturaleza, ni tampoco en el entorno empresarial. Lo que la gente no entiende es que en realidad es muy costoso ser el macho alfa».

La-teoria-de-la-evolucion-de-Charles-Darwin

La pareja lleva 15 años investigando a los bonobos y comparándolos con los chimpancés, más agresivos.

Y dicen que su investigación demuestra la teoría de que la «supervivencia del más fuerte» no siempre prospera.

El Dr. Hare dijo: «Los chimpancés son famosos por ser bastante amistosos y sociales, pero también tienen un lado más oscuro.

Se matan entre ellos y lo hacen sistemáticamente. Nunca se ha visto que los bonobos maten a otro bonobo, ¿Qué tiene su psicología para ser así?

Sabemos que los bonobos evolucionaron al sur del río Congo y pensamos que, al estar aislados, eran capaces de entablar amistades, especialmente las hembras, de una manera que las hembras de chimpancé no podían.

Vivían en un entorno más rico y era más fácil pasar el rato y compartir la comida y criar a los bebés juntos.

Como eran amigas, no soportaban la agresión masculina, por lo que los machos ya no son seleccionados por esta agresividad, sino que gana la amabilidad».

Y la Dra. Woods dijo que los seres humanos ya habían logrado lo mismo.

Y añadió: «Estaríamos mucho mejor si pudiéramos aprender de los bonobos.

Nosotros, como homo sapiens, somos el mejor ejemplo de lo que es la supervivencia del más amigable porque existimos con al menos otras cuatro especies humanas.

¿Qué fue lo que nos permitió tener éxito? La respuesta habitual es ‘oh, éramos más inteligentes, teníamos un cerebro más grande’.

Pero eso no es cierto, a lo largo de los años descubrimos que los neandertales tenían cerebros al menos tan grandes como los nuestros.

Tenían cultura, tenían tecnología similar, eran más fuertes».

Y aunque algunos pueden creer que el hecho de que la humanidad siga en la Tierra demuestra que la «supervivencia del más fuerte» es cierta, el Dr. Hare dijo que los restos arqueológicos sugieren lo contrario.

Explicó en 2020: «En los últimos 50.000 años, los humanos han tenido rostros amables: más cortos y estrechos y no tenemos esas crestas gigantes en las cejas que tienen otros.

Todos esos son rasgos que cabría esperar si hubiéramos experimentado la selección de la amabilidad».

Facebook Comments Box

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba