CienciaMisterios

¿Estaba equivocado Einstein? Científicos investigan un agujero negro supermasivo para refutar la teoría de la gravedad

La teoría de la gravedad de Albert Einstein está «desgastada por los bordes» y requiere revisión, según un eminente astrofísico que sondea un agujero negro supermasivo en el centro de nuestra galaxia.

La teoría general de la relatividad de Einstein, que publicó en 1916, es uno de los grandes logros de la física del siglo XX.

La teoría del físico austriaco explica lo que percibimos como gravedad; surge de la curvatura del espacio y del tiempo. Todas las masas crean gravedad y cuanto mayor es un objeto, mayor es la gravedad que tiene.

Pero un astrónomo cree que la teoría necesita una actualización y que la clave podría estar escondida en un agujero negro supermasivo en el centro de la Vía Láctea.

El profesor Andrea Ghez, que dirigió un experimento de 20 años de duración sobre los agujeros negros, piensa que hay una serie de deficiencias en las teorías de Einstein que deben ser abordadas.

«Explorar el universo ofrece la oportunidad de ver las formas más extremas de la gravedad, lo que estamos viendo hoy es que las ideas de Einstein no lo explican todo completamente.

Puedes recordar los días de Newton -que tenía la mejor descripción previa de la gravedad- y en algún momento nos dimos cuenta de que teníamos que ir más allá de Newton, para tener una visión más completa.

No se trata de decir que estas ideas son erróneas, sino que son demasiado simples: no explican cómo funciona la gravedad o el universo en todas las condiciones.

A medida que exploramos estas condiciones cada vez más extremas, vemos que falta algo».

El equipo de investigación utilizó tecnología óptica de vanguardia para medir las órbitas de las estrellas cerca de la mitad de nuestra Vía Láctea.

Las escalas de tiempo en astrofísica son realmente largas, por ejemplo, el Sol tarda 200 millones de años en recorrer nuestra galaxia.

Pero cuanto más te acercas al corazón de la galaxia, más cortas se vuelven las escalas de tiempo.

El profesor Ghez explicó: «Pudimos sondear lo suficientemente cerca para poder ver estrellas en órbita en una escala de tiempo de una década. Hay una estrella a la que me gusta llamar S0-2 y que gira cada 16 años. Es una estrella que dio la primera evidencia de que los agujeros negros supermasivos realmente existen.

Si lo ves dar la vuelta una vez, aumenta la evidencia de los agujeros negros por un factor de 10 millones en este experimento».

Este mapeo de 16 años de duración de la órbita de S0-2 permitió al equipo probar cómo funciona la gravedad cerca de un agujero negro supermasivo – un objeto misterioso que pesa unos 4 millones de soles.

El profesor Ghez dijo: «Buscábamos una ligera vacilación en la forma en que percibes a una estrella que se mueve a medida que se acerca más al agujero negro.

Eso pasó el verano pasado, y esa vacilación nos dice cómo la gravedad está mezclando el espacio y el tiempo.

Básicamente hemos abierto un nuevo enfoque para estudiar agujeros negros supermasivos a través de las órbitas de las estrellas.»

Y los resultados proyectados de los investigadores están lejos de ser sólo de interés académico, añadió el profesor Ghez.

«Si no tuviéramos la teoría de la relatividad general de Einstein programada en nuestros teléfonos, no funcionarían. Y mucho de lo que hoy en día se da por sentado fue explorado como una idea hipotética que no tenía una aplicación clara.

La gente una vez pensó que los primeros experimentos con electricidad eran una búsqueda frívola – ahora no podemos imaginar el universo sin electricidad.

Seguimos estas ideas porque queremos entender fundamentalmente cómo funciona el universo. En última instancia, estas conducen a aplicaciones que no podemos anticipar.»

Facebook Comments

Publicaciones relacionadas

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Desactiva el bloqueador de anuncios por favor, gracias.