Ciencia

El naufragio del ‘submarino que ayudó a escapar a Hitler’ puede no ser lo que parece

Un naufragio encontrado en el lecho marino frente a la costa de Quequén, Argentina, podría ser un submarino después de todo, dijo un experto, agregando combustible a una teoría controvertida de que el submarino se usó en un engaño elaborado para permitir que Adolf Hitler escapara. Alemania en 1945. El consenso histórico es que Hitler murió por suicidio el 30 de abril de 1945 en el Führerbunker de Berlín, después de que quedó claro que la Alemania nazi perdería la Batalla de Berlín. Las fotografías del naufragio de 262 pies de largo fueron analizadas por el explorador marino Fabio Bisciotti, quien dirige el grupo de estudio submarino de la Liga Naval Italiana. Afirma haber encontrado varios indicadores de que la embarcación pudo haber sido un submarino alemán, incluida una placa distintiva y varias características estructurales, incluidos los restos de una torre de mando.

El naufragio fue descubierto por el grupo de investigación “Eslabón Perdido” (Missing Link), cuyo líder Abel Basti ha sido durante mucho tiempo un defensor de la teoría de la conspiración de que Hitler escapó de la caída de la Alemania nazi y llegó a América del Sur.

Según Basti, el submarino fue hundido deliberadamente para cubrir las huellas de Hitler, antes de que el dictador fascista fuera llevado a un rancho de propiedad nazi en Moromar, 24 millas al norte de Quequén, que fue construido por dos agentes alemanes, Ludwig Freude y Thilo. Martas.

La leyenda local en el área dice que Luis Mariotti, un policía, recibió la tarea de investigar los informes de submarinos que aterrizaron a lo largo de la costa alrededor de Quequén en 1945. Se dice que Mariotti siguió las huellas de los camiones desde la playa hasta el rancho Moromar, donde los hombres con ametralladoras le impidieron el ingreso.

Posteriormente, cuenta la historia, el policía recibió instrucciones de sus superiores para que olvidara todo el asunto. Mientras tanto, se informa que los documentos desclasificados del FBI contienen un relato de 1945 de Hitler llegando a Argentina en un submarino; sin embargo, en esa narración, el barco aterrizó en la península de Valdés, a unas 400 millas al sur de Quequén.

Al analizar las fotografías del naufragio, Bisciotti llamó la atención sobre una placa amarilla, en la que parece estar impresa la letra «ss» en un tipo de letra distintivo. Él dijo: Hablando con otros historiadores, hemos descubierto que este tipo de carácter es muy similar al alfabeto alemán utilizado durante la guerra”.

La coloración de la placa también puede indicar que se usó en un submarino: el amarillo proporciona el mejor contraste bajo las luces rojas que se usan en los submarinos para preservar la visión nocturna de la tripulación para usar periscopios o hacer guardia.

Bisciotti explicó: “En cada submarino, es así. Cada plato o artículo importante en un submarino es dorado. El oro es el primer y último color natural que se puede ver en la oscuridad con luz roja”.

Para el explorador, la ubicación del naufragio también puede sugerir sus orígenes. Bisciotti dijo: “Si estamos hablando de un submarino, sí, podría ser alemán. Porque esta área fue evitada por buques de guerra estadounidenses o británicos, incluidos los submarinos.

LEER MÁS: Escapando después de 75 años… los oscuros secretos del castillo de Colditz

“El diseño es bastante similar a una torre de mando alemana, por lo que esta es una de las pruebas que tal vez pueda llevarnos a la verdad”. El Dr. Bisciotti enfatizó que su opinión sobre la naturaleza probable del barco hundido era solo suya, y que tendría que bucear hasta los restos del naufragio si quería identificarlo con confianza.

Él dijo: “Solo si voy al naufragio puedo estar 100 por ciento seguro”. El explorador agregó que no toma posición sobre la teoría de que Hitler sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial. Basti, sin embargo, se mantiene firme en su convicción. Hablando en septiembre: “Mi hipótesis principal, que odio detallada en mis libros, es que Hitler huyó a Argentina”.

Y agregó: “Este podría ser el submarino que evacuó a Hitler al final de la guerra”. Las nociones de Basti con respecto a la supervivencia de Hitler siguen siendo muy controvertidas, e incluso se informó que los miembros de su propio grupo de investigación se distanciaron de las afirmaciones.

A principios de este año, cuando se encontraron los restos del naufragio, los expertos instaron al público a mostrarse escéptico ante el presunto descubrimiento. El historiador Dr. Steven Woodbridge de la Universidad de Kingston, por ejemplo, dijo: “Hasta que las autoridades argentinas puedan verificarlo por completo, uno tiene que ve con mucho cuidado.”

La Prefectura Naval Argentina, que se ha sumergido en los restos del naufragio, se ha negado a comentar.

Facebook Comments Box

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba