Civilizaciones AntiguasMisterios

Descubren la tumba de un «niño vampiro» en Italia

La tumba de un «niño vampiro» ha sido descubierta en una excavación arqueológica en Italia. Signos de terror, sufrimiento y desesperación.

La tumba data de alrededor del año 500 d.C. y en su interior se encuentra un niño de unos 10 años de edad que había sido sometido a un espantoso final.

No se sabe si el niño era un niño o una niña – otras pruebas de ADN lo demostrarán – pero los expertos han sido capaces de reconstruir los últimos momentos del niño.

En el interior de la boca del niño había una gran piedra, que los expertos creen que los lugareños pensaron que evitaría que el niño se levantara.

Sin embargo, las marcas de los dientes en la piedra indican que el niño puede haber estado vivo cuando fue enterrado.

El arqueólogo David Soren de la Universidad de Arizona (UA) dijo: «Nunca he visto nada igual. Es extremadamente misterioso y raro. Localmente, lo llaman el ‘Vampiro de Lugnano'».

El niño fue enterrado en la región italiana de Umbría, donde el Dr. Soren ha supervisado excavaciones arqueológicas desde 1987.

El impactante descubrimiento se realizó en el interior de la Necrópolis de los Bambini, o Cementerio de los Bebés, que data del siglo V.

En ese momento, se produjo un enorme brote de paludismo que aniquilaba a una gran parte de la población.

Como tantas personas estaban muriendo, se estableció un cementerio sólo para enterrar a los niños.

Los romanos tenían el control de la zona en ese momento y el Dr. Sovren cree que eran los responsables de mantener el mal a raya, lo que explica la piedra en la boca del niño.

Él dijo: «Sabemos que los romanos estaban muy preocupados por esto e incluso llegarían a emplear la brujería para evitar que el mal -lo que sea que esté contaminando el cuerpo- salga.»

niño vampiro

El mal en este caso, según el bioarqueólogo Jordan Wilson, estudiante de doctorado en antropología de la UA, fue la malaria.

El Sr. Wilson dijo: «Este es un tratamiento mortuorio muy inusual que se ve en varias formas en diferentes culturas, especialmente en el mundo romano, que podría indicar que había un temor de que esta persona pudiera regresar de la muerte y tratar de propagar la enfermedad a los vivos.

Es muy humano tener sentimientos complicados sobre los muertos y preguntarse si realmente es el final. Cada vez que puedes ver los entierros, son significativos porque proporcionan una ventana a las mentes antiguas. Tenemos un dicho en bioarqueología: ‘Los muertos no se entierran solos'».

«Podemos decir mucho sobre las creencias y esperanzas de la gente y por la forma en que tratan a los muertos», concluyó.

Facebook Comments

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Desactiva el bloqueador de anuncios por favor, gracias.